Jueves, 19 Febrero 2015 13:33

EL MAL NEGOCIO DE NO COTIZAR AL SISTEMA

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
En no pocas oportunidades, hay trabajadores que le proponen a su empleador que no los afilie al Sistema de Seguridad Social y, por el contrarario, le proponen que esos dineros les sean pagados directamente a ellos por cuanto se encuentran vinculados a través del régimen subsidiado de salud y una cotización al Sistema les haría perder el beneficio de la gratuidad que obtienen con el Sisbén.
 

Definitivamente es un error el que comete el empleador al pactar la entrega directa de dineros al trabajador en compensación por la falta de pago de las cotizaciones que deben realizarse al Sistema de Seguridad Social. Conforme a nuestra legislación, el trabajador tiene el derecho y, por ende, el empleador tiene la obligación, de afiliar y efectuar los pagos que correspondan al Sistema de Seguridad Social (salud, pensión y riesgos laborales). El hecho de pagar esos conceptos directamente al trabajador no exonera al empleador de su obligación de efectuar las cotizaciones al Sistema. Como es evidente que el trabajador no está amparado por los riesgos propios de la labor realizada al servicio del empleador, le corresponderá a éste asumir las prestaciones que, en su momento, debería haber pagado el Sistema en caso, por ejemplo, de un accidente de trabajo que genere incapacidad, invalidez y hasta la muerte del empleado.

Se reitera, el pago directo al trabajador del monto de las cotizaciones que deberían hacerse al Sistema de Seguridad Social no exonera al empleador de su pago en caso de una demanda judicial en la que el trabajador o sus familiares reclamen por no estar afiliado.

 

Por tal razón, se aconseja al empleador, realizar la afiliación del trabajador al Sistema aun en contra de la voluntad de éste. Si definitivamente el trabajador no consiente en el cumplimiento de dicha obligación, es recomendable que el empleador tome las decisiones empresariales que le favorezcan ante una eventual situación adversa que le pueda generar, por ejemplo, un accidente de trabajo fatal o ante una demanda por la falta de cotizaciones a pensiones.

 

Es de recordar que el Sistema de Seguridad Social fue creado para la protección del trabajador y para que sea dicho Sistema y no el empleador quien asuma las prestaciones de salud, pensión y riesgos laborales.
 
 
ZULITH OLIVOS CARRERO
Directora Operativa
PRECIADO ABOGADOS
Visto 267715 veces Modificado por última vez en Martes, 24 Febrero 2015 02:11
Inicia sesión para enviar comentarios