Miércoles, 25 Marzo 2015 21:42

CUMPLIMIENTO DE ORDEN MILITAR ILEGAL

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

La orden de un militar, si es ilegal, no es vinculante para el subalterno. Únicamente las órdenes que son obligatorias para quien las recibe son las legítimas, es decir, aquellas que se puedan entender como enmarcadas dentro de la Constitución y las leyes.

Si una orden es ilegítima, seguramente llevará a la comisión de un delito y, por tanto, el subalterno puede eximirse del cumplimiento de la misma. Por el contrario, si el subalterno cumple con la orden a sabiendas de que el cumplimiento de la misma lo ubicará dentro de la autoría de un delito, será responsable del punible sin que pueda alegar ausencia de responsabilidad por el cumplimiento de una orden de un superior, salvo que el militar subalterno obre bajo un error invencible.

Claro es que si un superior da la orden, por ejemplo, de disparar indiscriminadamente contra una vivienda en la que, se sabe, se encuentran personas desarmadas, esto no puede considerarse ni como una orden legitima por parte del superior ni como un error invencible por parte del subalterno ya que es claro que los militares no estarían ejeciendo su derecho a la legítima defensa sino que estarían utilizando sus armas en contra de su obligación de proteger la vida de las personas. Otro ejemplo se encuentra en los delitos cometidos por los paramilitares o cualquier otro grupo al margen de la ley, los cuales son, algunas veces, acompañados y hasta custodiados por integrantes de la Fuerza Pública cuando la obligación de la fuerza del Estado no es cohonestar con las actividades ilegales sino, por el contrario, perseguir y combatir a estos grupos. Una orden encaminada a proteger dichas organizaciones será abiertamente ilegal y el militar deberá responder penalmente por sus acciones o sus omisiones.

Visto 292410 veces
Inicia sesión para enviar comentarios