De acuerdo con las normas vigentes, las víctimas del Estado pueden acudir en demanda de sus derechos dentro de los dos años siguientes a la ocurrencia de los hechos dañosos.  No obstante, cuando se trata de ejecuciones extrajudiciales y sumarias, conocidas en Colombia como falsos positivos, se cuenta con una clara excepción por tratarse de una infracción a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario, razón por la cual no se pueden aplicar las reglas generales de caducidad contenidas en la Ley.

Publicado en Estado Colombiano